domingo, marzo 06, 2011

Sábado+César

Ayer sábado en la tarde salía me dirigí a la colonia Roma para impartir un par de horas de clases en el curso de diseño y producción de juguetes. Y fue un agrado encontrarme a una vieja conocida de la universidad, que aunque ella era de unas generaciones abajo. Tuvimos la oportunidad de compartir algunas clases.
El taller paso sin novedad y casi para terminar me senté a modelar en plastilina algunas cosas. De pronto sin saber porque, empezó a invadirme una extraña sensación. No sabia exactamente que estaba haciendo.
Solo jugaba con ese pedazo de masa color rosa claro, que es el resultado de la combinación de la plastilina y la masa epoxica. Realmente no sabía lo que hacia, le daba formas y trataba de imaginar que estaba haciendo. No tuve resultado alguno y solo sentía como la masa empezaba endurecer, ya que tiene un tiempo de endurecimiento de no mas de 30 a 45 minutos.
El curso terminó al mismo tiempo que la masa estaba casi solida en mis manos. No sabía si tirarla o llevarmela. Al final cuando me despedía de los alumnos escuchaba que todos tenía algún plan para mas tarde. Hubo un momento que no supe que hacer, solo me quede parado y opte por botar la masa a la basura y salir de ahí.
Una vez en la calle, por mi cabeza pasaron varias ideas de lo que podía hacer, eran apenas las 6 de la tarde. Caminaba sobre la Av. Alvaró Obregón y doble en Orizaba y así llegue a Colima, a la vista se veía la tienda Gurú y afuera vi el coche del buen Cha, por lo que intuí que estaba. Antes de llegar a Mérida ya había armado mi plan, pasaría a Gurú luego, a Vértigo y así por todos esos lugares.
A lo lejos logre ver que estaba Cha en el mostrador y había gente en la tienda. Luego al llegar a Merída algo me paso... me detuve un momento y en mi cabeza vinieron muchas imágenes de lo que antes era Kong, las caras, los amigos, la gente con la que hemos compartido tantas cosas. Me detuve solo un par de segundos, doble a la izquierda y seguí caminando. No cruce la calle para entrar a la tienda, solo voltee y seguí mi camino.
La calle estaba extrañamente sola, ni un coche, ni un alma, nada en absoluto. Solo el viento con olor a humedad, las ramas moviendose, los últimos rayos del sol se reflejaban en las ventas mas altas y algunas luces que lograban asomarse entre los árboles y edificios; iluminando la calle.
Fue una sensación tan rara. Los recuerdos de mucha gente vinieron a mi cabeza. Los buenas momentos que he compartido, la gente con la que he caminado por esas calles, no están. Cada uno esta haciendo su vida.
Igual que la charla que tenían los alumnos de taller, fue el preámbulo para darme cuenta de muchas cosas. La vida ha seguido su curso, la gente toma caminos, sin embargo muchas veces nos olvidamos de esos momentos. Nos enteramos solo por encima de sus vidas o de lo que están haciendo. En mi caso sentir esta enorme desolación me hizo reflexionar acerca de mi camino. Esos largo 5 minutos de caminar por esa calle, se mi hicieron eternos, en un momento me paré y mande un mensaje a la persona que mas representa hoy en mi vida.
Al seguir por la calle y doblar en Puebla, fue ir como en cámara lenta, iba viendo como automáticamente la vida recobraba su ritmo. Veía mas con mas lucidez las cosas, la gente en las mesas, una boda en la iglesia de la esquina, los coches, las parejas, los niños corriendo... me sentí ajeno, sentí como si me hubiera ido mucho tiempo y que todo hubiera cambiado.
Después de eso no recuerdo mucho. Mi mente se perdió entre las calles, la gente, el metro. Y solo cuando traspase la puerta de mi casa entendí, que la vida sigue, que hay muchos caminos, y que solo pasando por ellos uno puede ver de otra manera la vida.
¿Una revelación? No lo se, puede ser. De lo que estoy seguro es que estoy preparado para seguir mi camino y prepararme para uno nuevo.
¿Cuando? A su tiempo, cuando tenga que darse.
Algo que si se es que continuare trabajando en las cosas que me faltan. Tanto como profesionistas, como persona y ser humano.

Buen domingo amigos.




2 comentarios:

Dreams Of Sound dijo...

Hey! Senti la entrada un poco triste, no se si así sea o no, creo que ultimamente todas las personas andamos raras...

Si te ayuda en algo o te alegra saberlo, gracias a que el año pasado encontre tu blog e investigue tu trabajo me decidi por entrar a la uam a estudiar Diseño Gráfico, este proximo domingo hago mi examen! Deseame suerte y yo te deseo que pronto encuentres el camino que andas buscando!

Chakz dijo...

Hey ya estabas cerca del Patrick Miller hubieras esperado unas horas más y te divertías como enano... en la calle de Puebla