jueves, junio 06, 2013

Festival Viva la Izquierda 2013+Mr. Kone: Recordando a Josep Renua

Antes de empezar de manera profesional como diseñador y que empezara a trabajar, cuando todavía estaba en la universidad, tuve la oportunidad de colaborar y trabajar en proyectos para ONG's. Parte de mi formación en la UAM Azcapotzalco, estuvo rodeada de tener mucha comunicación con gente de otras carreras y por esa época atravesamos momentos coyunturales en la historia de México. Levantamientos sociales que despertaron en mi el sentimiento de solidaridad, que siempre estuvo presente, sobre todo al ser parte de la realidad social, económica y cultural con pocas oportunidades. A la par de esta etapa de mi vida como estudiante y activista, tuve la oportunidad de ser becado en un taller de análisis de cartel de Josep Renua, impartida por su amigo y critico de arte español Manuel García, en las instalaciones de la UAM Azcapotzalco.
Este taller fue para mi un despertar, no solo visual. Las palabras de Manuel Garcia que acompañaban las imágenes que salían de esos viejos carruseles de diapositivas, fue como un viaje a mi pasado inconsciente. La idea de que Josep Renua, mas allá del trabajo que era conocido por carteles de películas mexicanas o el trabajo publicitario que hizo durante su exilio en México (1939-1958), había un activista social, que se preocupaba por generar mensajes que apoyaran ideales de una sociedad. Siempre me llamo la atención ese tipo de carteles donde aparecían las caras de los ídolos de la época del Cine de Oro Mexicano; Pedro Infante, Maria Felix, Pedro Armendariz, etc. Sin embargo no fue hasta ese momento que supe de quien era. El trabajo de Josep Renua es una clara influencia del constructivismo ruso, el cartel soviético y del estilo de fotomontaje que se hacia en el periodo dadaísta. Cada trabajo tenia un estilo derivado por estas tres líneas, con mensajes claros y directos, cuidado desde los detalles de las tipografías y colores.
Su trabajo de cartel de activismo social desconocida para mi, y que por aquella época solo podía verse en libros de arte o cartel, han sido uno de los pilares en mi trabajo de diseño, a veces en forma pero mas en esencia.








Han pasado ya más de 16 años de ese primer encuentro con el trabajo de Renua, y durante ese tiempo tuve la oportunidad de hacer algunos trabajo de diseñador de manera casi anónima en cuanto a gráfica para eventos y conciertos. De igual manera al paso de lo años de estos cambios sociales, político y de levantamientos (1994 EZLN), han cambiado muchas cosas. La izquierda y el activismo social ya no son lo misma que antes; desde mi punto de vista ha perdido la esencia de lo que era o que intento ser. Y es en este punto donde después de mi última colaboración para este tipo de eventos, con el cartel del concierto 10 Años EZLN, que vuelvo a hacer un trabajo de este tipo.



Sin embargo ha tenido que suceder en mi, un proceso de reinterpretar los temas de la lucha social, lo que ha pasado, lo que no ha llegado a ser.  Empezar a recordar y analizar lo que era y significaba estos ideales, entender lo que fue el pasado y lo que ahora significan en nuestra realidad, y así para poder desarrollar un discurso para el nuevo proyecto. Pero no ha sido sencillo, porque con el tiempo he visto como esos ideales y esperanzas han sido devorados por los medios de comunicación, hasta la misma tecnología pero sobre todo, el olvido.

La idea era sencilla, hacer un cartel donde pudiéramos ver el concepto de la izquierda, las luchas sociales, sin embargo, a diferencia de hace casi 10 años, no encontraba un sentido a como expresar estos ideales, porque no solo se tarta de hacer algo con los clásicos estereotipos de estos conceptos. Casi siempre trato de buscar en mi trabajo otras alternativas, pero cuando se habla de diseño de cartel, va mas allá de una buena ilustración o una tipografía adecuada. Lo que aprendí de ese taller con Manuel García, es que debes de entender el tema y saber lo que pasa, mas allá de una simple imagen, es trasmitir sentimientos o ideales.




El proceso de mi trabajo para este proyecto, en muchos momentos, me sentía atorado, sin rumbo o idea clara. Entendí que no era el estilo o la técnica, sabía lo que trataba el tema y como abordarlo, pero las preguntas que me daban vueltas en mi cabeza constantemente eran ¿estás diciendo lo que sientes?¿estás de acuerdo con lo que creías y lo que ahora ves?
La respuesta contundente al final del proceso de días de bocetar y trabajar, fue no.



Me di cuenta de una triste realidad y sin embargo creo firmemente que se debe aportar algo mas allá de solo una imagen bonita o bien hecha, hacer algo que te haga pensar. Así fue como empecé de nuevo la búsqueda, regresando al pasado, a esa momento en mi vida, que como niño emocionado veía el trabajo de Renua frente a mis ojos, el estilo, las formas, los colores, pero ante todo los mensajes. Todo comenzó a tomar sentido, fue ahí en esa búsqueda que encontré la fuente de inspiración al ver esa cartel con la frase "La Revolución Mexicana Aclama" que de pronto mi cabeza ligo con el sentimiento que tenía en ese momento, de gritar ante una sociedad y una generación que parece que ya no ve, no siente, que desconoce que nuestra profesión mas allá de ser visual, que se trata de comunicar, de expresar, de gritar, pero sobre todo de no olvidar...



Este trabajo es quizá un tributo a esa época, a personajes anónimos que hicieron historia, a los caudillos sin nombre, a esos diseñadores que tenían una conciencia social, pero sobre todo para que las nuevas generaciones traten de aportar un poco mas en su trabajo, que nos ayude a pensar, a recordar que tenemos cosa de que sentirnos orgullosos y que un cambio empieza desde ese lugar donde estas, siendo cada vez mejores en lo que hacemos y en todos sentidos.


No podemos olvidar, no dejemos de gritar; porque al gritar es una forma de hacernos presentes y sobre todo sentirnos vivos.